OPCIONES DEL PORTAL
Inicio
Quién soy
Contáctenos
Abogados Asociados
Crónica de un segundo viaje a Washington D.C.
Entrevista a HRE
Los jóvenes y Agenda Cultural.
Crónica de un Viaje a Nueva York.
Los niños y Agenda Cultural.
Buena salud para mis lectores.
¿Ama a Hermosillo?
Cronica de un viaje a la Habana, Cuba
Mis mejores artículos
Corrido a HRE
¿Quién fue Hans Kelsen?
¿Quién fue Mario de la Cueva ?
¿Quién fue Eduardo García Maynez?
Crónica de un viaje a Cedar Rapids, IOWA, EU
Homenaje a Rafael Méndez
El mejor trompetista del mundo
" Don Quijote de la Mancha"
¡¡ ¿Cómo que no lo ha leído? !! "
El Quijote y los Derechos Humanos
Crónica de un viaje a Europa 2014
Homenaje a Guillermo Héctor Rodríguez
Homenaje a Juan Antonio Ruibal Corella
Homenaje a Dario Maldonado Zambrano
OPCIONES DE
AGENDA CULTURAL
Reforma Penal 2008
Esbozo Biográfico
LO MEJOR DE LOS MEDIOS NACIONALES
Jurisprudencia
Buen Humor
Lectores profesionales y tesistas
Derechos Humanos
Transparencia
Combate a la corrupción y a la impunidad
Seguridad Social
Filosofía del Derecho y Teoría del Derecho
Cruzada por un Salario mínimo digno.
Luis Donaldo Colosio. In memoriam
Derecho Internacional
Refranero popular
Diccionario de la Lengua Sonsorense
Cultura de la legalidad
Palabras y frases en latin
Los mejores videos musicales del mundo!
Derecho Internacional Privado
Almanaque
Migración
Proverbios
"El Último beso, ¿Una maldición? ". Ensayo
Epitafios Famosos
Guardería ABC, crimen y castigo
Ética profesional
Taller de instrumentación Jurídica
Homenaje a los Apson. "Corren Rumorres", Marco Antonio Salazar Siqueiros IN MEMORIAM
Eusebio Francisco Kino. Hector Rodriguez Espinoza. Romance de Padre Kino. Pbro. Cruz Acuña
Homenaje a José Vasconcelos
Cruzada contra las escuelas de Derecho "patito"
Homenaje al Mayor Isauro Sanchez Pérez
Homenaje al Lic. Oscar Morineau
Homenaje al Doctor Carlos Arellano García
Homensaje al Lic. Roberto Reynoso Davila
Homenaje a Lic. Agustín Perez Carrillo
Homenaje al Lic. José Antonio Garcia Ocampo
Homenaje a la poetisa Alicia Muñoz
Curiosidades Jurídicas
EZLN y EPR

MEDIOS ESTATALES

El imparcial
El reportero de la comunidad
Tribuna del Yaqui
Diario del Yaqui
Dossier Político
El Diario de Sonora
Primera Plana
Nuevo Sonora
Kiosco Mayor
Expreso
Archivo Confidencial
www.contactox.net
Milenio
De periodistas
El Universal - DF
La Jornada-DF
Cronica-DF
Excélsior
El Financiero-DF
Economista-DF
Frontera-Baja California
Radio Fórmula
El País
Zeta-Baja California
BBC Mundo
El Mundo-España
Google News
Teoma
Yahoo MX
Terra MX
Altavista
All the web
Es más
México WEB
Busca Biografias
INEGI
Usuarios de la banca
ENLACE SEP
Base de datos jurídica
Instituto de Investigaciones Jurídicas UNAM
Cámara de Diputados
Consejo de la Judicatura Federal
¡Todo el Derecho mexicano!
H. Suprema Corte de Justicia
Sistema de Internet de la Presidencia
Gobierno Mexicano en la Red
Instituto Federal de Acceso a la información pública
Gobierno del Estado de Sonora
Congreso del Estado de Sonora
Instituto Federal Electoral
Tribunal de Justicia del Estado de Sonora
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación
Consejo Estatal Electoral
Universidad de Sonora
Universidad Kino
Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey
Corrector Ortografico
Universidad TecMilenio
Diccionario de Sinonimos
Unidep
Innovación
Traductor
Iustrados
Diccionario
Proceso
Siempre
Vertigo
Reporte Indigo
Poder
Creativa
Mercado
Semana
Peninsular
La Vox
 
 

 

 

Homenaje a Rafael Méndez
El mejor trompetista del mundo

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA BIOGRAFÍA OLVIDADA DE RAFAEL MÉNDEZ,

(26 marzo 1906-15 de septiembre 1981)

 

EL MEJOR TROMPETISTA DEL MUNDO. 

Ensayo histórico

 

 

 

 

 

 

 

 

Héctor Rodríguez Espinoza

      La trompeta es un instrumento musical con antecedentes muy lejanos. Su uso es versátil y el brillo de su sonido enriquece desde el más modesto mariachi hasta el conjunto sinfónico más completo que se puede imaginar. 

     Pertenece a la familia de los metales, junto con trombones, cornos y tubas; y al lado de los instrumentos de madera, cuerdas, aliento y percusión, integran ese dechado de armonía y privilegio de los dioses, que constituye una buena orquesta filarmónica. Su ejecución es tan difícil que los mismos trompetistas la nombramos "instrumento del diablo". Bastan unos cuantos días sin practicarlo y acariciarlo, para que de inmediato se sientan sus consecuencias, que en la jerga musical llamamos "perder la embocadura". 

     Por gusto y distracción he aprendido a apreciar a sus más importantes ejecutantes: los franceses Mauricie André y Jean Claude Borelly; los norteamericanos Harry James, Ray Anthony, Louis Armstrong, Dizzy Gillespie, Louis Prima, Al Heart, Herb Alpert, Roy Etzel, Chuck Mangione, entre otros. 

     Pero ninguno tan grande como el mexicano Rafael Méndez. Resulta inconcebible que este extraordinario músico nuestro, sea apenas conocido por algunos trompetistas del país. He buscado su biografía en importantes Enciclopedias {Británica, de México, del mundo, etc.), y en ninguna aparece. 

     La ausencia en la nómina de los artistas mundialmente famosos es tan brillante como el celestial sonido que lograba arrancar de su instrumento. Por eso, en un acto de justicia para con uno de los ¡lustres mexicanos que, en la verdadera crítica musical del mundo, se le tiene en un sitio privilegiado, he querido divulgar, sucintamente, su vida y obra. 

     Se sabe que nació en Jiquilpan, Michoacán, hijo de una familia de músicos. Pronto exhibió un talento inusitado. Su primer instrucción le fue dada por su padre. A los seis años ya adquiría fama, viajando a través del país con sus padres y otros miembros de la familia. El doctor Edwin Franko Goldman, fundador y después conductor de la famosa Goldman Band de Nueva York, le dedicó uno de los gratificantes tributos: 

     "El ascenso de la fama de Rafael Méndez es uno de los más coloridos e interesantes episodios en la historia de los presentes días musicales. Vino a los Estados Unidos para adquirir mejor instrucción. El estudió aquí bajo muchos conocidos maestros, y finalmente fue el grandioso Herbert L. Clarke (cornetista solista de la Banda Sousa, por muchos años), para una instrucción más avanzada. Después de escucharle su primera selección, Clarke le pidió que tocara otra, y entonces le dijo: 'Muchacho, yo debería de tomar lecciones de ti'. Este comentario del famoso cornetista de esos días significó el principio de una nueva carrera para Méndez. 

     "El joven cornetista mexicano tuvo dificultades considerables para establecerse por sí mismo en los Estados Unidos. Yo recuerdo que él vino a mí en  1936, buscando una posición en mi Banda, pero infortunadamente no tenía ninguna vacante en ese tiempo. Él, sin embargo, escribió su música mientras trabajaba en una fábrica. Eventualmente fue a Hollywood, donde tuvo que residir y donde ha estado tocando en orquestas, en varios estudios y apariciones como solista. Tuvo además apariciones en la radio y televisión. 

     "Rafael Méndez es el más grande trompetista en el mundo de hoy. Él no tiene igual. En virtuosidad está a la altura de Jascha Heifetz, Fritz Kreisler y otros mundialmente famosos artistas. Como un formado cornetista y trompetista yo mismo, estudié o   escuché a todos los ejecutantes famosos y, mientras nosotros tuvimos algunos renombrados intérpretes en el pasado y todavía tenemos algunos notables, yo debo admitir que Rafael Méndez es, en su clase, hecho enteramente por sí mismo. Él excede en todas las particularidades; su tono es todo lo que puede ser deseable, su técnica es insuperable, y su estilo es de un verdadero artista. Él es en todos los sentidos el más grande músico." 

     En el Salt Lake City Tribune, Jim Fitzpatrick escribió que Méndez hacía de su trompeta "brincar a través del más alto arco, y con un juego de manos, sus notas son como dos anillos en un circo de tres pistas. Él hace estremecer cada fibra". En el Denver Post, Alien Young concluyó que "el vocabulario de su interpretación pone el trabajo de los demás trompetistas en una esquina oscura..." 

     Tuvo dos hijos gemelos, Robert y Ralph, quienes aprendieron el arte de su padre, integraron un trío, viajaron juntos y grabaron un disco. En los años 1954-56, estudiaron medicina en la Universidad de Standford, California, y formaron parte de una Banda de música. 

     Recuerdo que a fines de los cincuenta, la Oficina de Información de los Estados Unidos exhibió, en el Auditorio de la Universidad, un documental sobre su vida. Nunca he podido  obtener una copia ni hacer contacto con su esposa y descendientes. Murió hará más de doce años. 

     Aun para el profano en el arte de la música, pero con un mínimo sentido de la percepción y sensibilidad, no puede pasar desapercibido el virtuosismo de Rafael Méndez al escuchar, por ejemplo, Moto Perpetuo, de Paganini, y Hora Stacato, de Dinicu Heifetz. Aun a los conocedores nos parece que excedería las posibilidades humanas la precisa y preciosa coordinación de vista, memoria, respiración, guturación, uso de la lengua, presión de los labios, vibrato y digitación. Piénsese que en el caso de Hora Stacato y Moto Perpetuo, Méndez ejecutaba arreglos para violín, con tonos super agudos. Cualquiera pensaría que se trata de efectos de grabación. Muy a la larga, Radio Universidad nos regala algunas de sus grabaciones que les facilité en 1977. 

     Para los que se interesen, a continuación describo cuatro de sus más importantes discos: 

     1. Rafael Méndez, su trompeta y su orquesta, LPL 333. Peerless. La Virgen de la Macarena, Adiós Granada mía, Carmen, Melodías gitanas, Chzardas, Concierto de Mendelson, Lakme Bellsong, Aires gitanos, primera y segunda partes. 

     2. The trumpet magic of Rafael Méndez, with Symphony by Kurt Graunke. DL 74147 Decca. Aria from tosca, de Puccini; Moto Perpetuo, de Paganim, London Derry Air, traditional; Sevilla; Aria from Pagliacci de Leoncavallo; Fascinación, de Merchetti; Clavelitos; Romanza, de Rafael Méndez; Maraima, de Mario Burrel, Fareweily Granada. 

     3. Trumpet extraordinary. Rafael Méndez, and his Sons Robert and Ralph. DL 78427. Decca. El matador, de Celso Gascón; Feria de trompetas, de Leroy Anderson; Chunca, la TreMéndez polka, de Rafael Méndez; Caro ñame, de Verdi; El vuelo de abejorro, de Rimsky Korsakov; Herje Katy, de Jeno Hubay; Estrellita, de Manuel M. Ponce; Ojos negros; Hora Stacato, de Dinicu-Heifets; y Valse Bluette, de Richar Drigo. 

     4.- The singing trumpet Rafael Méndez. OL. 78869 Decca. Body and soul. Memories of you. SIeepy ¡agón. On the sunny side of the street. I surrender dear. I don't stand a ghost of a chance whit you. El gitano. One fay day (From Opera "Madame Butteríly"). Lef filies de Cádiz. Waitz (derived from "Serenado For Strings"). Intermezzo. Canto Moro.

5. RAFAEL MÉNDEZ TRUMPET SOLOS, LP3400,  Costa Record, 2534 W. Pico Street. Los Angeles, California.

6. RAFAEL MÉNDEZ WORLD'S GREATEST TRUMPET VIRTUOSO, LP3300, Costa Record, 2534 W. Pico Street. Los Angeles, California. 

 

 

 

 

UNA CARTA AMPLIATORIA DE JOSÉ SALAZAR ERBE

José Salazar Erbe

     Con fecha 19 de enero, en la Sección C (Vida Cultural) de El Imparcial apareció un magnífico reportaje del licenciado Héctor Rodríguez Espinoza sobre la biografía olvidada del gran músico mexicano Rafael Méndez, considerado como el mejor trompetista del mundo. 

     Lástima que la fotografía que acompaña la publicación es de un jazzista negro tocando el saxofón. Eso de "jazzista negro" lo digo no por discriminación, pues en lo personal el buen jazz me encanta y sé que su origen corresponde y proviene de la raza negra; no, lo digo porque Rafael Méndez es mexicano (ya finado) y tal como reza el título ganado a pulso, es "el mejor trompetista del mundo". El tocaba la trompeta clásica, instrumento muy diferente al saxofón y superior al jazz, aunque Rafael solía tocar música popular. También fue compositor y arreglista y diseñó un modelo de trompeta con pabellón y boquilla especial, ahora fabricada por la casa de instrumentos de latón, marca OLD'S, de calidad finísima, se le conoce como el "modelo Méndez". En la contraportada de uno de sus discos aparece la foto de él y sus dos hijos gemelos tocando este instrumento a tres voces; cuando se grabó este disco, sus hijos eran estudiantes de medicina. 

     Ahora, el saxofón también es un instrumento perteneciente a la familia de los latones, pero de forma muy distinta, de caña y zapatas, no de pistones y boquilla abierta como la trompeta, ni tan excelso; incluso, se dice que el instrumento del arcángel Gabriel es la trompeta. 

     Felicito al licenciado Héctor Rodríguez Espinoza ("Yeto" para sus amigos) por su investigación y reportaje. Pero como dice él mismo, "biografía olvidada" de Rafael Méndez, es difícil obtener datos al respecto. Por lo tanto, deseo agregar unos datos sobre el particular, a modo de complemento. 

     Rafael, uno de los quince miembros de la familia Méndez, nació en un pueblito en el Estado de Michoacán a principios de este siglo. Toda la familia tenía dotes musicales, pero Rafael superó no sólo a su padre y hermanos sino que destacó desde muy temprana edad. A la edad de cinco años ya manejaba su instrumento como niño prodigio, con genio y gran cariño. Sí, cariño, porque sin cariño no se explica un virtuoso. Pues bien, cuentan que durante la Revolución Mexicana un día llegó a ese pueblito Pancho Villa con su gente, y quiso diversión para pasar la noche. Inmediatamente le llevaron la orquesta Méndez, que era lo mejor del pueblo, y Villa quedó tan impresionado que decidió quedarse con la orquesta para su uso personal (algo así como "la leva"). La orquesta Méndez y la familia Méndez era una y la misma cosa. Así que la familia entera tuvo que andar en la "bola" tocando para Pancho Villa y sus invitados. Rafael contaba apenas con seis años de edad, pero ya lucía rasgos de virtuosismo. Después de varios meses Villa permitió que la familia Méndez regresara a su tierra, pero con la condición de que el pequeño Rafael se quedara allí con la tropa para tocarle al General. 

     Un día salió a relucir el genio de rebeldía del pequeño trompetista, al decirle a Villa que quería incorporarse a las tropas del Gobierno, "porque allá tienen muy nueva orquesta y yo quiero tocar con ellos". El General se enfureció y mandó poner al pequeño "rebelde" ante el paredón; pero cuando se colocó el pelotón de fusilamiento y montó tiro, Villa le preguntó si había cambiado de parecer, y "más pronto que inmediatamente" el muchacho contestó que sí. 

     Después de un tiempo, cuando la División del Norte se preparaba para entrar en el fuerte combate, Villa tuvo compasión del jovencito y decidió enviarlo a casa, aunque bien escoltado para que no se fuera con los del otro bando. 

     Al regresar a casa, nuevamente estuvo Rafael bajo la tutela de su padre, quien le enseñaba los "secretos" de la trompeta y quien fuera el primero en reconocer al genio de su hijo. Luego, por espacio de un año o más, Rafael anduvo tocando en carpas de circo para trasladarse a los Estados Unidos. Tiempo después Rafael logró reunir para completar el pasaje y se fue al Estado de Indiana, donde vivía un primo hermano suyo. Su primo intentó encontrarle trabajo al joven adolescente, pero por su corta edad era difícil; sin embargo, necesitaba trabajar en lo que fuera para subsistir. 

     Su oportunidad llegó un día cuando al ser rechazado para trabajar en la línea de ensamblaje en la fábrica de automóviles Buick (precisamente por ser tan joven), se dirigió a la plazuela donde la banda Buick estaba presentando un concierto al aire libre. Durante el intermedio el atrevido joven pidió tocar un so/o, y en son de burla se le concedió su petición. Pero ¡oh sorpresa!, al dejar de sonar la última nota de su intervención quedó contratado como trompetista y miembro de la banda. 

     Acabaron las ansias y duras penas para el muchacho, de buscar trabajo como obrero durante el día y tocar guitarra en cantinas clandestinas "speakeasy" por las noches, pues corrían los años de la prohibición de licores en los E.U.A., y los siguientes años le sonrieron a Rafael; tenía trabajo constante y junto con eso vino el éxito económico. En rápido ascenso iba derecho a la cumbre, tocando ahora en salas y sitios de categoría... Pero sucedió lo inesperado al entrar a un edificio, una puerta giratoria le golpeó reventándole los labios, sangrando profusamente, truncándose así la carrera musical del extraordinario trompetista... O cuando menos así se creyó, excepto un humilde y tenaz jovencito llamado Rafael Méndez. 

     Se pasó dos años buscando a alguien que pudiera enseñarle a tocar nuevamente, pero en su afán no encontraba maestro adecuado que le pudiera ayudar, hasta que un buen día se encontró con un viejo amigo, Lou Maggio; éste le enseñó a tocar nuevamente, desde el principio, adaptando los labios en otra forma e inventando nuevas técnicas. Con el estudio laborioso y entusiasta aprendió a tocar de nuevo su instrumento predilecto, no sólo hasta recuperar su calidad de trompetista que poseía antes del horrendo accidente, sino que superó aquella destreza y mecanismo. 

     Después vino la época más conocida, la del virtuoso trompetista ejecutando obras clásicas en la radio (todavía no existía la televisión), presentaciones en salas de concierto de primera línea, entre ellas el Hollywood Bowl. Como solista también apareció en escenas, de películas cinematográficas. La Metro Goldwyn Meyer le extendió un contrato. Muchos años después hubo una especie de "mano a mano" con Rafael Méndez y Harry James en la televisión; pero, en verdad, estaba desnivelada la balanza, sin restarle mérito a Harry James. Sin ruido ni barullo Rafael Méndez conquistó el título de "el mejor trompetista del mundo", que acuñó Edwin Franco Goldman, fundador y director de la mundialmente conocida Banda Goldman. Esta, pues, ha sido otra versión que completa la historia de Rafael Méndez. 

     El licenciado Rodríguez listó cuatro discos de Rafael Méndez. Yo agrego dos más: RAFAEL MÉNDEZ TRUMPET SOLOS, LP3400 y RAFAEL MÉNDEZ WORLD'S GREATEST TRUMPET VIRTUOSO, LP3300, ambos de la Costa Record, 2534 W. Pico Street. Los Ángeles, California. 

     Antes de terminar este artículo voy a contar una anécdota, sobre una entrevista que escuché por radio hace aproximada mente veinte años, por allá donde se escuchaba buena música todas las noches en el programa de la American Airlines, desde las diez hasta las dos de la madrugada. Pues bien, una noche estuvo como invitado Rafael Méndez, y después de tocar algo de sus discos, el locutor le hizo varias preguntas sobre su vida y carrera profesional, puso énfasis en el modo de tocar Moto Perpetuo (obra dificilísima que escribió Paganini para violín) que acabábamos de escuchar en la trompeta. Diremos de paso que Rafael Méndez es el único que lo ha logrado; otros, muy buenos trompetistas, como Harry James, han llegado a ejecutar Hora Stacatto (de Schubert), El vuelo del abejorro (de Rimsky- Korsakoff), Aires Gitanos (de Sarasate), todas ellas obras de gran dificultad, pero NINGUNO ha podido ejecutar Moto Perpetuo limpiamente como Rafael Méndez. Le preguntó el locutor cómo había logrado tocar esta obra que dura cinco minutos sin ningún silencio o descanso. Calmadamente y sin postura, Rafael contestó diciendo: "Primero te reconozco que Dios me ha dotado con facultades extraordinarias (sobre todo después del accidente) que me permiten tocar bien; pero también se requiere mucho estudio y disciplina, ejercicio de respiración, etc. Aparte de los ejercicios académicos tuve que empeñarme a buscar dentro y con mi anatomía personal, algún modo para desarrollar, fabricar o elaborar, una o varias pequeñas cámaras de reserva en los rincones del pecho, diafragma, boca, garganta, recobecos auxiliares que pudieran almacenar suficiente aire para mantener el movimiento continuo que requiere Moto Perpetuo, un flujo de aire sin descanso ni silencios durante escasos cinco minutos."  

     El  modesto entrevistado no mencionó que aparte de lo descrito, antes de utilizar el aire necesario en su ejecución musical, tiene que respirar para vivir administrando el aire respirando y tocando simultánea y continuamente. Una tarea titánica.  

     Del firmamento mexicano han brotado novas del arte musical como Angela Peralta, Manuel M. Ponce, Oralia Domínguez... A este elenco estelar se incorpora Rafael Méndez. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENTREVISTA A RAFAEL MENDEZ, EN EL PROGRAMA “CONCIERTO EN JAZZ”, EN UNA RADIO CULTURAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO, EN 1971, POR GERMAN PALOMARES OVIEDO.*

(Ejecución de un Área de la Ópera Carmen, de George Bizet). 

G.P.O.- ¿En qué consiste la buena educación del trompetista, usted, para llegar a ser el mejor del mundo? ¿Qué es lo que tuvo que tener, cuáles eran sus méritos para llegar a ser considerado como tal, como el mejor de todo el orbe? 

R.M.- Yo lo que obtuve mucho fue la ejecución, la sincronización de la lengua con los dedos, que nadie la ha podido pasar, lo demás, la educación. A lo que yo me refiero cuando digo la educación es ser educado en música en todos lados, pero música de clase, yo he estado tocando tanto clásico como el Jazz. Pero tengo nociones cimentadas en la educación de la música, ya sea clásico, semi-clásico o de estilista, 

G.P.O.- En su técnica de ejecución en la trompeta, ¿se encaminó alguna vez a imitar el sonido de la voz humana? 

R.M.- Sí, se ha comentado, cómo no. Cómo no. Pero el sonido mismo de la voz humana no, sino que el sonido de diferentes instrumentos se puede imitar con la trompeta y con otros instrumentos. 

G.P.O.- Me decía que se han hecho transcripciones de música clásica, de diferentes instrumentos, para la trompeta, ¿cómo por ejemplo cuáles?. 

R.M.- El vuelo del moscardón, por ejemplo, yo lo toqué. En lugar de abierto, lo toqué usando sordina, imitando una flauta. Usted lo escucha, cierra los ojos y es una flauta. Esa es una de ellas. 

G.P.O.- ¿Y las transcripciones del violín? 

R.M.- Por lo pronto, con lo que yo me consagré, pues fue con el Movimiento Perpetuo, de Paganini. Son 4 minutos y medio sin respirar, sí, sí sí, sin dejar de tocar. Pero yo aprendí la forma de respirar y tocar al mismo tiempo. La aprendí de los hindúes, esos que “encantan” a las cobras, a las serpientes y que.... lo mismo que los que trabajan en el cristal, inhalan y exhalan al mismo tiempo. Es un procedimiento realmente fácil, cuando se emplea la forma ideal, como debe ser y el tiempo requerido para adquirirlo. 

G.P.O.- Hay trompetistas que incluso se hacen la cirugía plástica para dividir su lengua en dos, se hacen una..... 

R.M.- Ja, ja, ja,..... 

G.P.O.- …. Pequeña cavidad de la lengua…. 

R.M.- Já, ja, ja, ja… 

G.P.O.- … y creen que con eso van a poder tocar. Algunos no lo logran ni con eso, .... 

G.P.O.- No, no, no, no, no, no, es posible, no. El tocar el instrumento, y cualquier otro instrumento.... es algo... a mí me gusta una “veredita”; es el talento que Dios me ha dado, me ha echado al mundo con él. Lo demás es algo así –como dicen los ingleses-, es pura “gracia de héroes”, es puro trabajar, es estudio, estudio y estudio, y no hay otra forma.

 (Ejecución de Movimiento perpetuo, de Paganini). 

G.P.O.- Una de las cosas que más me gustan de este mundo es asistir a los circos; el circo para mí tiene una gracia, unos dones espirituales muy especiales, me hacen realmente gozar de mi estancia en el espectáculo. Me hablaba hace un momento de que estuvo en las bandas de circo, ¿cómo es la experiencia de un músico en una banda de circo? 

R.M.- Pues, todo consiste en la circunstancia, en el éxito del circo, já. Anduve en el Atayde, en el Modelo y en el Alegría; mi último fue el Alegría, frisaba yo, ... tenía 18 años. Ya antes de irme para los Estados Unidos. 

G.P.O.- Una pequeña charanga de …. 5 o 6 luces..... 

R.M.- Sí… y todos tocábamos... teníamos que tocar diferentes instrumentos porque....  pues, desgraciadamente en nuestro... nuestra arte, en nuestra profesión.... pues... eh... abundan los músicos que les gusta, o los músicos que nos gusta, a mí también me gusta un poco el traguito de licor,... no lo hago hasta ... no, no abuso de él; me gusta tomar, antes de comer, un coctail o algo así. Pero las personas pues lo hacen en exceso. Y en esas banditas, generalmente pues todos “le entraban muy duro” y teníamos ... sobre todo yo, yo tenía que... el Director era el que tocaba la trompeta también, éramos dos trompetistas, así es que no necesitábamos más que una y entonces a mí me tenía a mí como un sustituto; faltaba el del  bajo, ahí va a tocar el bajo; faltaba el de la guitarra y ahí va a tocar, ... el del violín y ahí va a tocar el violín y así sucesivamente, tocaba todos los instrumentos que había en el circo. 

G.P.O.- Y a propósito, ¿cuántos -... cuántos instrumentos toca? 

R.M.- Pues violín, guitarra, contrabajo, todos los metales. 

G.P.O.- ¿Y en todos puede ser tan bueno, tan reconocido? 

R.M.- Ojalá, já, já... Los otros los toco únicamente por placer. No, no hice estudios a fondo.

      (Ejecución de un Blues) 

G.P.O.-  Cuando uno llega a ser reconocido como el más grande en una especialidad, por ejemplo Rafael Méndez, como el mejor trompetista del mundo, hay algunos que les agobia demasiado el peso de ese título, “se creen mucho”, dicen las personas de México; o desde otro punto de vista se conforman con el título en un momento dado y no tarda en que alguien, con más facultades, con más decisión, se lo gane, ¿cómo es que usted pudo soportar tanta presión que –me figuro- puede significar el ser considerado como el mejor de la trompeta del mundo? 

R.M.- Ya esto viene muy… muyyy atrás. Recuerdo que dejé mi casa, cuando salí de casa, que mi padre me dio la bendición y luego dice: “Hijo, quiero que tengas siempre presente –y llévalo en la mente-: recuerda que no importa qué tan bueno llegues a ser o que tan bueno te creas. Siempre, a la vuelta de la esquina, hay uno que te va a “dar en toda la torre”. Já, já, já... Palabras muy...., palabras muy sabias de mi padre. Y eso de que el agobio pues, eh, ... no creo que pueda ser agobio y... clasificarlo con que se crea uno algo, algún personaje grande y que se le suba. Yo... bendito sea Dios, gracias a las palabras de mi padre, nunca aprobaré que se aprovechara eso de mí, al contrario, siempre he sido humilde, le he dado gracias a Dios por el don que me ha dado y el modo de que... protegido con mi familia y mi trabajo, siempre he sido un éxito rotundo. Pero una cosa hay que, también, que tiene mucho que ver en esto: el llegar a allá, a ser eso, no no es gran cosa; es cuestión de tenacidad, de estudio, de amor propio. El agobio es el sostenerse en ese nivel. Es lo más difícil de la profesión: llegar a un nivel y sostenerse en él. Tengo ya 40 años luchando querer sostenerme en ese nivel, el que adquirí a los 20 años de edad. 

G.P.O.- ¿Usted cree que realmente ha podido sostenerse –hablando con sinceridad-? 

R.M.- Hablando con sinceridad, he ido gradualmente mejorando, hasta los últimos 12 años que contraje una afección, una alergia, fue el asma, y mire usted que un asmático para tocar trompeta. El 90% de tocar un instrumento como la trompeta es esfuerzo físico, a fuerza de aire, fue lo que más.... Sabe usted que un asmático no puede respirar. Tres años no pude tocar casi nada, nada y ya por poco me moría yo, de la pena más que de la ... si no podía tocar, pues si no tenía aire; el aire es la gasolina que echa el carro a volar. 

G.P.O.- Y me decía que... no sé si por razones de esta enfermedad, pero, insisto, me decía que de ciento y tantos conciertos que daba al año, ahora se limita sólo a dar 18 a 20, ¿cómo explicarse este fenómeno? 

R.M.- Pues lo hago únicamente ya porque, .... yo sé que no puedo vivir sin tocar. Es para no perder la devoción. También ya hace tiempo que empecé, ya tengo 62 años de tocar profesionalmente y cada vez que levanto la trompeta pesa más já, já, já. Y ahora lo hago únicamente ya por, pues, porque ya es una cosa muy mía, que está en mi sangre, y mientras sienta yo que tengo la capacidad para tocar, aunque sea poca la habilidad que tengo, lo haré, seguiré tocando música.

      (Ejecución de “Plegaria al Señor”) 

-Y con esta “Plegaria del Señor”, indudablemente para que lo tenga en Su gloria y para que le permita descansar en paz, concluimos esta emisión especial dedicada a uno de los instrumentistas más importantes en la historia musical de nuestro país, reconocido como el más grande de su especialidad, reconocido como el trompetista número uno en el mundo. Rafael Méndez, ha dejado de existir, ha dejado de inhalar este aire contaminado que padecemos y sin embargo permanece bien vivo en el recuerdo de cuantos le conocimos. Quiero agradecer de una manera muy especial, a la familia de Rafael Méndez todas sus atenciones y todas las facilidades que me dieron para recabar la información tanto documental como fonográfica para hacer posible este programa. Hemos escuchado aquí las opiniones tanto del hermano de Rafael, Don Luis Méndez Arceo, también músico profesional hace mucho años, más de 50. De su sobrino Luis Méndez Vega, Odontólogo que se hace cada vez más importante aquí; y de sus hijos Médicos Cirujanos ambos, residentes en el área Californiana de los Ángeles, Ralph y Robert. Opiniones las de ellos recogidas a través de la línea telefónica. Espero que este intento para colocar a Rafael Méndez en el lugar que merece; espero que este trabajo para recopilar algunas de sus mejores grabaciones, algunos de sus mejores detalles, alguna de sus anécdotas, hayan sido de su agrado. En Noviembre, día de Santa Cecilia, queremos dedicar esta emisión a Rafael Méndez. Pero dedicarla paralelamente a todos los músicos mexicanos que a veces critican –como yo mismo- la pésima situación musical de este país, porque a través de las anécdotas que hemos escuchado hoy, podemos advertir que hay todavía una esperanza para los músicos en función de su dedicación, en función de su habilidad técnica y de su habilidad emocional. Así que basta con un poco de disciplina y otro poco de intrepidez para despegar, para salirse de la mediocridad, y para ser lo que Rafael pudo lograr; ser reconocido en las mejores capitales del mundo, en las mejores salas de concierto. Así que dos objetivos en el programa de hoy. Nuevamente gracias a la familia Méndez y gracias a ustedes por haber seguido estas dos horas de “Concierto en Jazz”. Germán Palomares Oviedo les desea que la pasen realmente muy muy bien durante el resto de su fin de semana y que mañana nos dediquemos a trabajar con todo el ahínco pertinente. Desde luego nos escucharemos aquí justamente dentro de 7 días. Chaooo. 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OTROS ESBOZOS BIOGRÁFICOS

RAFAEL MENDEZ (1906-1981)

Rafael comenzó a jugar con una trompeta a la edad de cinco años y así siguió hasta que terminó tocando con la orquesta de la familia, conducida por su padre, Maximino Méndez.

     Cuando Rafael tenía diez años, la Orquesta Méndez tocaba  para el revolucionario mexicano, General Pancho Villa y posteriormente se los llevaron  a viajar con él. Más tarde, Méndez empezaba a tocar con bandas  de circo, orquestas de baile y varios grupos de concierto.

     Durante su adolescencia, él comenzó el desarrollo serio de su técnica. Él adquirió una vieja copia del Método Completo de de Arban para la corneta  y comenzó a practicar  a todas horas, lo que más tarde debía hacerse su marca registrada su doble tonguing.

     A la edad de 20 años (el 26 de junio de 1926), Méndez se movió a Michigan, EE. UU, para encontrar trabajo en una fábrica de automóvil y buscar empleo como trompetista.

     Un día, cuando Rafael probaba una trompeta en una tienda de música en Detroit, Russ Morgan, el líder de audiciones  del Congreso Theather resultó estar  afuera. Cuando él oyó a Méndez probar la trompeta, entró en la tienda. Allí Morgan le ofreció un trabajo y le pagó la trompeta. Pronto Rafael tocaba con bandas  profesionales y orquestas de teatro en el área de Detroit en locales como los Teatros fox y el Congreso.

     Durante este tiempo, también encontró el amor de su vida y se casaron   en 1930.

     En 1932, en el Teatro Fox, golpearon por accidente a Méndez en la boca al abrir una puerta, y por el resultado de eso fue incapaz de  poder tocar la trompeta, no le salía ni una nota. Después de ir con numerosos profesores como Herbert L. Clarke, Max Schlossberg y Walter Smith, todo fue en vano, él volvió a México para buscar el consejo y la instrucción de su padre.

     Al poco tiempo, Rafael volvió a Detroit y comenzó a tocar  en el Teatro de Michigan, pero él tenía todavía problemas. Fue al profesor Louis Maggio, pero Maggio le pidió volver a México y seguir trabajando con su padre. Rafael se quedó dos meses y tomó su tiempo para analizar todo el aspecto de tocar la trompeta.

     Esto le ayudó más tarde a entender no solamente su propio problema, si no los problemas de los demás trompetistas. La experiencia lo hizo un mejor profesor.

     En 1964, la bronquitis alérgica y el asma alérgica forzaron un retiro temporal de los conciertos. Con mucha dificultad, Méndez logró registrar dos álbumes más para Decca y realizó conciertos ocasionales. Rafael funcionó en una base muy limitada a partir de 1968 hasta 1975, tiempo en el cual se retiró de los conciertos y orquestas. Siguió practicando diariamente y enseñó hasta su muerte en 1981.

http://www.ismaelrosariomusica.com/rafael_mendez.htm 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RAFAEL MÉNDEZ

Alejandro Mercado Villalobos  / Domingo 19 de Marzo de 2006

Muchos mexicanos han figurado a lo largo de la historia en el plano internacional, algunos en las artes, otros en el deporte, unos más en la ciencia y la tecnología, de entre éstos, muchos son desconocidos para el pueblo de México, y aunque en los círculos específicos de la disciplina en la que destacaron se admira y mantiene su obra, lo cierto es que la mayoría, principalmente aquellos que figuraron en épocas en donde los medios de comunicación no son masivos, se pierden en las páginas de la historia de México.

¿Sabe usted quién fue Rafael Méndez, conoce usted su obra, qué lo hizo figurar como el mejor del mundo en su disciplina?, bien, aquí su historia.

Nace en 1906 en Jiquilpan, Michoacán, a los cinco años se inicia en los estudios de trompeta con su padre, el cual se dedicaba a la música con una orquesta que amenizaba los eventos sociales de la región, con su progenitor aprende los secretos de la música popular y la ejecución de la trompeta, y aunque algunos críticos clásicos mantienen la postura de que Méndez aprendió sus conocimientos con trompetistas norteamericanos, lo cierto que su genio nato y las indicaciones de su padre, adjuntas a la influencia de la música popular que ejecuta en la orquesta familiar, es lo que le hace ser el mejor trompetista del mundo hacia la década de 1940. Quizá la intención de los sinfónicos por no relacionar a Méndez con la música popular se deba al elitismo que desde años ha caracterizado a la música clásica y a sus practicantes, aunque en la actualidad el músico sinfónico tiende a la versatilidad, es decir, a dedicarse en ambos universos: lo clásico y lo popular, práctica que ocurre en México desde la segunda mitad del siglo XIX.

En 1916, Rafael participa en la Revolución Mexicana no con las armas sino con la trompeta, participa como músico en las huestes de Pancho Villa al grado de que éste le conmina a que se mantenga permanentemente con la guerrilla; este dato es prácticamente desconocido debido a la falta de estudios al respecto. Quizá, la biografía editada en inglés aborde este tema, sin embargo, hasta el momento los datos son insuficientes para señalar detalles de esta etapa del genio.

Por alguna razón es expulsado del ejército de Villa, señala la biografía de Méndez publicada por la Universidad de Arizona, entonces emigra a los Estados Unidos a la edad de 20 años. Su primer trabajo en Indiana, a donde llega a establecerse, es en un molino de acero, por supuesto que en ese lugar la música no tiene cabida por lo arduo del trabajo, por lo que decide cambiar de residencia al estado de Michigan. En la ciudad de Flint reside entonces y trabaja en la Buick Company. En ese lugar ejecuta la trompeta en la banda que organizan los trabajadores de la planta y de ahí es escuchado y azuzado para que se dedique a la música, de la que opinan sus compañeros, es virtuoso.

A partir de que Méndez gana el primer lugar en una audición para la orquesta de teatro de Capitol, su destino se escribe, ya no más trabajo de obrero, ahora el genio de la trompeta inicia el ascenso hacia la excelencia, se traslada a Detroit y comienza a trabajar con varias orquestas que le reconocen su talento y le invitan a tocar, como la orquesta de Ford y una que toca en el teatro del Zorro, es en ese lugar que se casa con una señorita de nombre Amor Rodríguez.

Poco antes de cumplir los 30 años de edad, Rafael sufre un accidente que por poco le cuesta su carrera, al momento de realizar ejercicios de calentamiento con la trompeta en el teatro de Capitol, alguien abre de improviso una puerta de uno de los espacios del teatro y ésta le alcanza a golpear en el pabellón de la trompeta dañando seriamente sus labios, por este motivo busca la ayuda de varios profesores de trompeta famosos pero sin que ninguno de éstos logre hacerlo volver a la senda de la ejecución extraordinaria, por tal motivo regresa con su padre quien le enseña el camino y un año después aparece en Nueva York tocando en la banda de Rudy Vallee. En este punto es en donde algunos se equivocan cuando señalan que Méndez aprende los secretos de la ejecución de trompeta con músicos de la alta escuela, al menos, la señalada biografía de la University of Arizona afirma lo descrito, de hecho, eso figura en la historia sobre Rafael que está publicada en el museo que dedica a su vida y obra en la citada universidad, y sólo aquellos que pretendan desacreditar la calidad de la enseñanza musical familiar, que ocurre en Michoacán desde el siglo XIX, puede dar el crédito de la técnica del maestro Méndez a profesores extranjeros, no dudamos por supuesto que ellos hayan tenido su parte importante en la formación del maestro, sin embargo, las bases de la técnica de ejecución y lectura de la música, y sobre todo la influencia de la música popular, que da ese toque fino pero sentido en idiosincrasia musical local, son lo que hace de Rafael Méndez el músico de músicos en la ejecución de la trompeta de mediados de siglo XX.

En 1939, Rafael forma la orquesta de MGM y firma contrato con la compañía de Carl Ficher para componer y producir libros y métodos de trompeta, a partir de esto su fama como solista se hace internacional y aparece en las mejores orquestas de los Estados Unidos y Europa, y se dedica también a demostrar su arte en escuelas públicas norteamericanas, en las que comparte sus secretos con jóvenes músicos.

En los años de 1950, el maestro comienza a padecer de asma, lo que le lleva a la disminución en la ejecución de la trompeta hacia finales de esa década, no obstante, graba con sus hijos gemelos varias piezas en las que los Méndez adquieren la jerarquía de señores de la trompeta, no obstante, la enfermedad y otro accidente, ocurrido en su natal Jiquilpan, en 1867, en que viendo un partido de beisbol un bate se rompe y las astillas golpean los labios del genio, hacen que finalmente se retire de la ejecución de la trompeta en 1975, no así de la música, en la que continúa componiendo hasta su muerte, ocurrida el 15 de septiembre de 1981.

El pasado viernes se llevó a cabo un concierto en el Centro Histórico de Jiquilpan en homenaje al maestro, la velada resultó ser magnífica en grado de excelencia con la participación de la Orquesta Sinfónica de Michoacán (Osidem), la cual preparó, bajo la dirección de Eduardo Sánchez Zúber, un programa en donde se ejecutaron obras que Méndez en algún momento tocó con diferentes orquestas en el mundo. En esta ocasión, como era de esperarse, se invitó al que quizá sea el mejor trompetista mexicano de los últimos años, Juan Manuel Arpero, originario de Villagrán, Guanajuato, y surgido de la tradicional banda de música de su padre, el maestro Felipe Arpero Alvarado, éste, junto con el trompeta principal de la sinfónica, el alemán Alexander Freund, de quien tenemos excelentes referencias como trompetista pero de quien sabemos ha tenido varias actitudes dolosas en contra de algunos músicos michoacanos, todo por alcanzar espacios laborales, y Óscar Villegas Miranda, nacido en el Estado de México y cuya formación musical la realizó en el Conservatorio Nacional de Música, ejecutaron El Carnaval de Venecia, El Anillo de Oro, Las Chiapanecas y La Virgen de la Macarena, obras de indiscutible calidad.

Debemos señalar que este tipo de eventos son fundamentales para la difusión de hombres como el maestro Méndez, no obstante, debemos hacer la crítica a la administración de la Osidem por las evidentes fallas en la organización del evento en relación con la papelería de publicidad y difusión. En el folleto que se ofreció en el concierto, figuran severos errores históricos en relación a la vida del maestro Méndez, a todas luces se observa que quien redactó el breve resumen de la vida del genio no sabe inglés, pues seguramente, por el orden de los datos y hechos que se menciona, obtuvo la información de la página electrónica de la Universidad de Arizona, lo malo del caso es la mala traducción y la más aún pésima interpretación de la información que se maneja; qué no se dan cuenta señores administrativos de la Osidem, que la información errónea permea muchas veces en el imaginario colectivo, y hace que se forme una mala nota de nuestra historia, un jalón de orejas al responsable no estaría de más.

Bien, lo importante del caso es el merecido homenaje a Rafael Méndez, un virtuoso de la trompeta que muchos admiramos, ojalá que alguna institución oficial se encargara de difundir su obra, el genio de Jiquilpan lo merece.

2007 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados.

HOMENAJE A RAFEL MENDEZ

EL MEJOR TROMPETISTA DEL MUNDO

http://mendezlibrary.asu.edu/

 

Sr. David Hickman

Latón de la cumbre

Caja 26850 del P.O.

Tempe, Arizona 85285

mendezlibrary@asu.edu

 

 

Biography

Rafael Méndez was born on March 26, 1906 in Jiquilpan, Mexico. His musical training began when he was five, when his father needed a trumpet player for the orchestra comprised of family members. The Méndez orchestra was a popular performing group and appeared regularly at festivals and community gatherings. Rafael loved the trumpet and actually practiced more that his father allowed.

 

In 1916, the Méndez orchestra performed for guerrilla leader Pancho Villa. He was so taken with the family orchestra, that he “drafted” the family into his army. Rafael quickly became Villa’s favorite player, and after several months demanded that Méndez stay with the rebels, even after the rest of his family were allowed to return home. Months later, Méndez was released from the rebel army, and he began to perform in several travelling circus bands, in addition to the family orchestra. He joined the Mexican army in 1921, where he played in the army orchestra.

 

At age twenty, Méndez moved to the United States, working in steel mills in Gary, Indiana. Unhappy that he could not play his trumpet as much as he desired, Méndez moved to Flint, Michigan, where he began working at the Buick Company plant and playing in the company band. After winning a last minute audition for the Capitol Theatre orchestra, Méndez moved to Detroit. He began working with other orchestras in the area, including the Ford orchestra and the Fox Theatre orchestra. It was also in Detroit that Méndez met and married his wife, Amor Rodriguez.

 

In 1932, Méndez suffered the first of two, horrific embouchure accidents. While warming up at the Capitol Theatre, a door was carelessly thrown open, his trumpet crushed against his face. After studying with several famous trumpet teachers without success, he returned to Mexico to study with his father. A year later, Méndez returned to the United States, moved to New York and joined the band of Rudy Vallee. After touring Southern California with the Vallee’s band, Méndez and his wife fell in love with California and moved there in 1937. Méndez’s twin son, Rafael Jr. and Robert were born shortly before the move to California.

 

In 1939, Méndez joined the MGM orchestra, where he played on several movie soundtracks and performed regular live concerts. After hearing an MGM concert featuring Méndez, a Decca records representative offered him a twelve record contract. He was also contracted to arrange, compose, and author trumpet method books by the Carl Fischer company. Méndez began to appear more frequently as a soloist with orchestras away for the movie studio. He appeared on such well-known shows as The Bing Crosby Show, The Red Skelton Show, The Art Linkletter Show, and Milton Berle’s The Texaco Star Theater, and Xavier Cugat and his orchestra featured Méndez as a regular soloist at the Hollywood Bowl. Méndez’s popularity as a trumpet soloist led to conflicts with his MGM schedule, and in 1949, he left the orchestra.

 

It was at this time that Méndez began his full-time career as a trumpet soloist. He appeared with symphony orchestras, college ensembles, concert bands and big bands across the United States and Europe. Soon he was performing more than one hundred concerts per year. Méndez had a strong sense of duty toward education and began to work with public school bands as a soloist and clinician more frequently as his career progressed. His fame led to him signing an endorsement contract with the F.E. Olds & Sons trumpet manufacturing company. In the 1950s, Méndez began to appear in concert with his twin sons, who had also learned to play trumpet. He also began to appear regularly with Roy Rogers and Dale Evans.

By the late 1950s, Méndez was having serious asthma related problems. He increasingly was having difficulty playing the trumpet to his own high standards. In 1967, he was hit in the face with an errant bat while attending a baseball game in Mexico. He eventually healed, but the accident, combined with his failing health led him to cut his concert schedule drastically. He finally retired from performing in 1975, but continued to compose and arrange. Méndez died, at home, on September 15, 1981.

 

 

Rafael Méndez nació el 26 de marzo de 1906 en Jiquilpan, México. Su entrenamiento musical comenzó cuando él era cinco, cuando el suyo padre necesitó a jugador de la trompeta para la orquesta abarcada de miembros de la familia. La orquesta de Méndez era un grupo de ejecución popular y aparecido regularmente en los festivales y las reuniones de la comunidad. Rafael amó la trompeta y practicó realmente más que su padre permitió.

 

En 1916, la orquesta de Méndez se realizó para el chalet de Pancho del líder del guerrilla. Te tomaron tan con la orquesta de la familia, de que él “bosquejado” la familia en su ejército. Rafael sintió bien rápidamente al jugador preferido del chalet, y después de varios meses exigió que estancia de Méndez con los rebeldes, incluso después el resto de su familia fuera permitido volver a casa. Los meses más adelante, lanzaron a Méndez del ejército rebelde, y él comenzó a realizarse en varias vendas del circo que viajaban, además de la orquesta de la familia. Él ensambló a ejército mexicano en 1921, donde él jugó en la orquesta del ejército.

 

En la edad veinte, Méndez se trasladó a los Estados Unidos, trabajando en los molinos de acero en Gary, Indiana. Infeliz que él no podría tocar su trompeta tanto como él deseó, Méndez se trasladó al pedernal, Michigan, donde él comenzó a trabajar en la planta de Buick Company y a jugar en la venda de la compañía. Después de ganar una audición de última hora para la orquesta del teatro del Capitol, Méndez se trasladó a Detroit. Él comenzó a trabajar con otras orquestas en el área, incluyendo la orquesta de Ford y la orquesta del teatro del zorro. Estaba también en Detroit que Méndez satisfizo y casó a su esposa, Amor Rodríguez.

 

En 1932, Méndez sufrió el primer de dos, accidente horrífico a su embocadura. Mientras que calentaba en el teatro del Capitol, una puerta estaba abierta negligentemente lanzado, su trompeta machacó contra su cara. Después de estudiar con varios profesores famosos de la trompeta sin éxito, él volvió a México al estudio con su padre. Un año más adelante, Méndez volvió a los Estados Unidos, movidos a Nueva York y unidos la venda de Rudy Vallee. Después de viajar California meridional con la venda del Vallee, Méndez y su esposa cayeron en amor con California y se movieron allí en 1937. El hijo de Méndez, el Jr. de Rafael y Roberto gemelos nacieron poco antes el movimiento a California.

 

En 1939, Méndez ensambló a orquesta de MGM, donde él jugó en varias bandas de sonido de la película y realizó conciertos vivos regulares. Después de oír un concierto de MGM el ofrecer de Méndez, un Decca registra el representante te ofreció doce contrato de registro. A la compañía de Carl Fischer también lo contrajo para arreglar, para componer, y los libros del método de la trompeta del autor. Méndez comenzó a aparecer más con frecuencia como solista con las orquestas lejos para el estudio de la película. Él apareció en las demostraciones bien conocidas tales como la demostración de Crosby del Bing, la demostración roja de Skelton, la demostración de Linkletter del arte, y el teatro de la estrella de Texaco de Milton Berle, y Xavier Cugat y su Méndez ofrecido orquesta como soloist regular en el tazón de fuente de Hollywood. El renombre de Méndez como solista de la trompeta condujo a los conflictos con su horario de MGM, y en 1949, él a la izquierda la orquesta.

 

Era en este tiempo que Méndez comenzó su carrera a tiempo completo como solista de la trompeta. Él apareció con las orquestas de la sinfonía, los conjuntos de la universidad, las vendas de concierto y las vendas grandes a través de los Estados Unidos y de la Europa. Pronto él realizaba más de cientos conciertos por año. Méndez tenía un sentido fuerte del deber hacia la educación y comenzó a trabajar con las vendas de la escuela pública como un solista y clínico más con frecuencia mientras que progresó su carrera. Su fama condujo a él que firmaba un contrato del endoso con el FE. Compañía de fabricación de la trompeta de Olds y de los hijos. En los años 50, Méndez comenzó a aparecer en concierto con sus hijos gemelos, que también habían aprendido tocar la trompeta. Él también comenzó a aparecer regularmente con Roy Rogers y valle Evans.

Por los últimos años 50, Méndez tenía asma serio los problemas relacionados. Él tenía cada vez más dificultad el tocar de la trompeta a sus propias mayores niveles. En 1967, lo golpearon en la cara con un palo errante mientras que atendía a un juego del béisbol en México. Él curó eventual, pero el accidente, combinado con su salud que fallaba lo condujo a cortar su horario del concierto drástico. Él finalmente se retiró de la ejecución en 1975, pero continuado componiendo y arreglando. Méndez murió, en el país, el 15 de septiembre de 1981.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIDEOS!!!

 

RAFAEL MENDEZ
Concierto Hydn
http://www.youtube.com/watch?v=XryvsJOIAKA
 
El vuelo del abejorro
http://www.youtube.com/watch?v=gUij8FCg0z8&mode=related&search=
 
Rafael Mendez - Jota Number 2 
http://www.youtube.com/watch?v=Eo_SuKEiPYs&mode=related&search=
 
Gipsy aires
http://www.youtube.com/watch?v=ZD70Sp5rHCw
 
The girl of Chihuahua (Jesusita en Idem)
http://www.youtube.com/watch?v=-KxJs5wGg88
 
Sdcherzo in D
http://www.youtube.com/watch?v=swVM20O2w6M
 
http://www.youtube.com/watch?v=e5poVkbOrN4
 
http://www.youtube.com/watch?v=mIpostqDSyU
 
Entrevista en su hogar 1
http://www.youtube.com/watch?v=0ewzmfzlzXQ
2
http://www.youtube.com/watch?v=TTtGrp7DRKk
 
Samba Gitana
http://www.youtube.com/watch?v=DmsyApJKN34
 
El gitano
http://www.youtube.com/watch?v=I8NonaKxGIQ
 
Hora stacatto, Portadas y fotos
http://www.youtube.com/watch?v=e0bGWD8FuZE
 
Las chiapanecas
http://www.youtube.com/watch?v=rKeZUOVHSwg

 

 

 

UNA CORRESPONDENCIA SUPERVINIENTE

 

En mayo del año 2010 recibí un inesperado correo electrónico: “Si se interesa en conocer más y sobre todo datos verídicos sobre Rafael Méndez, favor de contactarse conmigo. Dr. Luis Méndez Vera, Presidente de IYF México, Tel: (55) 5889-4217, Cel: 55-4136-4692, lmvera53@hotmail.com



Hola, claro que sí me interesa todo aquello que enriquezca mi homenaje en mi portal.

 

HRE

 

Trataré de proporcionarle datos fidedignos que no he visto en las biografías de mi tío Rafael. Primeramente le diré que la familia Méndez Arceo era oriunda de Jiquilpan, Michoacán, donde por supuesto nace Rafael, siendo el tercero de 10 hermanos vivos (pues muere Cecilia a no sé qué edad, pero tuvo una hija y hay un embarazo gemelas de mi abuela Irene (madre de Rafael) que no se logra.

Los nombres de los hermanos de Rafael son (de mayor a menor): Jesús (tocaba el violín, aficionado), Antonio, de quien decía el mismo Rafael que era el más talentoso, solo que muy aficionado a la bebida (músico profesional, tocaba el sax tenor, el clarinete, chelo y guitarra, bueno dicen que instrumento que cogía lo dominaba en una semana!) Luego viene Rafael y después mi papá Luis, quien era músico profesional, muy talentoso también (tocaba casi todos los instrumentos y bien, siendo un maestro en el sax tenor, clarinete y clarinete bajo, violoncello, muy bien el piano y la guitarra, etc.; tocó en las orquestas de Gonzalo Curiel, Agustín Lara, Luis Arcaráz y más adelante en la última y mejor etapa de los Churumbeles de España y fue de los fundadores de la extinta Unión Filarmónica Mexicana). Luego Cecilia, Consuelo (que cantaba ópera, tenía una hermosa voz de soprano), Irene (maestra normalista y universitaria), luego Gustavo (tocaba como aficionado la guitarra con estilo y sentimiento), Othón, quien gustaba de la guitarra y cantar; por último Alfredo, que nació en Guadalajara y llegó a ser futbolista profesional (en el Zacatepec).

La familia Méndez Arceo era bien acomodada, de buena posición social que recibían instrucción musical por parte de mi abuelo Máximino (padre de Rafael), los mayores, o sea Jesús, Antonio, Rafael, Luis y Consuelo.

Luego, por problemas de salud de mi abuela Irene, intentarían trasladarse a vivir a Guadalajara a principios de 1900, como en 1912 ö 13 (me contaba mi papá que vendieron su casa en 600 pesos con todo y algunos animales). En el camino que hicieron en carretas los asaltaron y al ver la gran cantidad de dinero (en oro) que traían, quisieron matarlos, sólo por uno de los asaltantes que los conocía no lo hicieron y tuvieron que regresar a Jiquilpan, como se dice con una mano atrás y otra adelante...

Fue así como se origina la banda familiar, donde tocaban mi abuelo Maximino, Jesús, Antonio, Rafael y Luis. Rafael tocaba el violín y a Luis lo subían en un banquito para que tocara la tambora. Esta desgracia familiar sería el fundamento del nacimiento del mejor trompetista del mundo...

Y así comenzaron a subsistir de manera modesta y mi abuelo Máximino aparte tocaba con otros músicos en bodas, bautizos y misas. Y por casualidad (que yo diría causalidad), Rafael dio con una vieja trompeta que estaba abandonada en algún rincón y el solo hecho de tomarla entre sus manos lo cautivó y empezó a intentar sacarle sonido, naturalmente primero empleando mucha fuerza y poco a poco entendía que contrariamente a su instinto primario, debía usar suavidad. Y así en poco tiempo comenzó a sacarle un sonido más claro y uniforme. Decía mi padre que ensayaba cuando no estaba mi abuelo, pues en ese tiempo se pensaba que si un niño tocaba un instrumento de aliento podría enfermar o desarrollar tuberculosis. El hecho es que cuando mi abuelo descubrió la afición de Rafael quedó tan sorprendido de la calidad en la ejecución que ya no le pudo quitar la trompeta sino al contrario lo estimulo a que siguiera practicando... Contaba mi papá que cuando cumplió 5 años le regalaron una gorra roja y saliendo a pasear con Rafael (pues ellos dos eran muy unidos) llegaron donde había una feria de pueblo y mi papá se quedo como hipnotizado viendo el carrusel de caballitos, y el encargado lo subió esperando que pronto apareciera uno de sus progenitores a pagar, como esto no sucedió terminó por cobrarse con la gorrita roja. El llanto de Luis hizo que Rafael exigiera la devolución de la gorra pero el encargado dijo que mientras no le pagaran no la regresaría. Rafael corrió rápidamente a casa y trayendo trompeta ofreció pagar con una melodía, el encargado incrédulo le dijo que si le sacaba sonido devolvería la gorra, increíblemente no solo hizo brotar sonido sino una bella melodía que comenzó a atraer a muchos espectadores, a tal grado que el encargado no solo regresó la gorra, sino contrató a Rafael para que tocara arriba del carrusel atrayendo muchos clientes, este fue el primer trabajo como solista del incipiente trompetista...

En realidad -y parece algo increíble-, de Rafael Méndez se puede hablar de un músico autodidacta. El hablaba, cuando le preguntaban que cómo había logrado llegar a ser el mejor del mundo, primeramente del don que Dios le había dado... Ahora, meditando un poco, creo que no era una pose de falsa modestia, sino que verdaderamente él creía y reconocía esta gracia recibida. Creo que este factor, más el hecho del amor tan grande que sentía por tocar este difícil instrumento, su inquebrantable tesón y la intensa búsqueda a través del estudio y de lograr retos como el de hacer transposiciones de obras de violín para trompeta, lo cual en ese tiempo se pensaba como una locura imposible de lograr, es lo que a lo largo del sinuoso camino hacia el éxito le daría el título del mejor del mundo, en una época y un país en que ser mexicano era igual a ser negro; y eso los americanos no podían permitirlo.

Pero por su calidad insuperable y su notable superioridad con cualquier otro trompetista, cerraré este segmento con una frase dicha por nada menos que Harry James: "Cuando llega Rafael Méndez, los demás trompetistas guardamos la trompeta" (se lo dijo a mi padre, cuando lo conoció).

Claro que estudió mucho, pero no con un maestro en especial, pues como lo dijo el maestro L. Clark :..."Tú eres quien debería darme clases a mí..."

Seguramente con su sencillez característica debe haber aprendido mucho de muchos grandes que se habrán cruzado en su camino y de excelentes métodos como el Arban's, pero el hecho de haber sido un investigador autodidacta, es parte de ese don especial y único que, como siempre, decía; Dios le había dado...


Pues bien, toca ahora aclarar una de las falsas historias, tal vez muchos se decepcionarán, pero la verdad ante todo (dicta la sentencia). Bien sabemos sobre el estilo norteamericano de darle el toque "holiwoodesco" a las historias de los famosos, y por supuesto Rafael Méndez no iba a ser la excepción. La verdad es que la Banda de la Familia Méndez Arceo era querida y muy solicitada... y aquí aparece un personaje histórico bien importante en su historia (y claro, del país), el General Lázaro Cárdenas del Río, oriundo también de Jiquilpan, Michoacán y quien conocía a la familia, pues los Cárdenas y los Méndez habían emparentado a través  Lola Cárdenas y mi tío Antonio, hermano de Rafael (quienes tuvieron dos hijos varones y una mujer, ahora solo vive Gilberto Méndez Cárdenas). Fue así como el querido y recordado Tata Lázaro arriba a la vida de la familia, pues él, sabiendo de la tragedia del asalto y como ahora vivían difícilmente manteniéndose del trabajo de mi abuelo y los niños, el General decide ayudarlos ingresándolos a las filas de su regimiento y se hace padrino de uniforme de Jesús, Antonio, Rafael y Luis, metiéndolos en nómina para que con ese sueldo pudieran mantener a la familia. Mi padre me contaba que el General los quiso mucho y los llevaba por todas partes, muchas veces salieron corriendo con sus instrumentos en mano y pies en polvorosa ante el cercano zumbido de las balas y los terribles cañonazos que cada vez eran más cercanos... y que al General le gustaba mucho llevar serenata (enamorado el hombre) y que los Méndez Arceo eran los que lo acompañaban en estas andanzas de cupido. También después de comer cuando la situación lo permitía, al General le gustaba recostarse en una hamaca y hacer la siesta oyendo bellas melodías mexicanas... Cuando el General llegó a la presidencia los mandó llamar y les dijo: "Ahora sí, muchachos, aquí estamos, ¿en qué puedo ayudarlos?"...

Ellos impresionados ante el entonces Presidente solo pudieron responder: "No mi General, de ninguna manera, nosotros con su amistad y cariño tenemos suficiente"... (Ah! nobleza ingenua de nuestros padres, que si a mi me hubiera preguntado... pero como mi padre bien decía: Dios no le dio alas a los alacranes, jeje!).

En fin, que no fue Pancho sino Lázaro y que no salvo al pueblo sino ayudó a la familia y que menos lo querían fusilar, pero si que muchas veces salvaron la vida por la gracia del supremo, como cuando después de un azaroso día cayéndose de cansancio llegaron a un viejo templo que había sido bombardeado y refugiándose allí escogieron un rincón para dormir, colocando el estuche del violín y la trompeta como almohada, y al poco rato a Luis le vino la necesidad de orinar, a lo cual el cansado Rafael le contestaba con un duérmete ya... pero al poco rato Luis insistía en que Rafael lo acompañara... un tanto molesto ante tanta insistencia y aceptando que si no lo acompañaba no le iba a dejar dormir, se pararon para desalojar en cualquier lugar cercano, pero al reconocer que estaban en un templo volteando a verse sin decir palabras se dirigieron hacia afuera del templo... pero quién sabe porqué extraña razón (yo afirmo que fue el amor a la trompeta) Rafael regresó por los instrumentos que habían quedado  atrás... ya en un arbolito no muy cercano a la capilla y quedándose un rato contemplando el estrellado firmamento, fueron espantados por un estruendo terrible! un bombazo había volado lo que quedaba de la cúpula de la iglesia... corrieron a guarecerse por ahí donde Dios les permitió y así casi sin poder dormir pasaron la noche a susto y susto... al otro día, ya en calma, por curiosidad se asomaron al interior del templo... resulta que una enorme parte de la cúpula había caído exactamente donde ellos habían estado acostados... gracias al cielo salvaban la vida dos grandes músicos, y claro el mayor (el mejor del mundo), volteando a ver al menor, con un profundo y sincero agradecimiento expreso: "Bendita miada! …"

 

Caray! ya iba a terminar y que se va la luz... En fin, te decía que así anduvieron en la bola, corriendo de aquí para allá y de balcón en balcón dando serenatas a las novias de mi General y ayudando a su digestión en las muy pocas tardes tranquilas entonando canciones tradicionales mexicanas, como Varita de Nardo y otras por el estilo y así anduvieron hasta que el General les ordenó regresar a casa... y ahí van los cuatro hermanos camine y camine y mi padre, que ya no aguantaba la tambora, pero pudo más el cansancio que el amor al cuero y la desbarrancó por el camino... hasta que encontraron una vía del tren y con la esperanza de que pasara una locomotora se fueron por las vías hasta que encontraron una especie de avalancha (no sé como se llaman) de esas que usan los trabajadores del tren para trasladarse y que tiene una especie de palanca como sube y baja que hace que camine... y échale! ándale! que ya mero llegamos a la subida y por fin bendita bajada! y lueguito, ay Diosito! qué mendiga bajada y a agarrarse con uñas y dientes, pues iban como almas que lleva el diablo, y echen paja! pues de repente las vías del tren desaparecieron y a volar todo mundo... por fortuna el pasto estaba crecido y no pasó de raspones y moretones por todos lados... realmente el final de sus andanzas con el querido General no podía haber terminado de otra manera, a puro susto y carrera se les fue en ese período de sus tiernas vidas, en que una vez más salvaba la vida el que llegaría a ser el más grande en su especialidad en todo el mundo...

 

Rafael, desde muy chico tuvo un gran privilegio: saber con toda claridad cuál era su destino: ser trompetista... desde que la tomó por primera vez entre sus manos ya no pudo dejarla nunca, y esto claro no como una maldición, sino como la mayor bendición que llegara pues sería su fiel compañera a lo largo de su fructífera y exitosa vida... y, como diría en la entrevista que sostuviera algunos años antes de su fallecimiento, con mi amigo Germán Palomares Oviedo, en Panorama del Jazz, en las instalaciones de Radio Universidad (en Ciudad Universitaria, en entrevista que yo, por azares del destino, pues andaba buscando una amiga en esa estación radiofónica y allí conocí a Germán)... y, como decía, él diría en los hermosos jardines de Radio Universidad: “...ahora, con los años y la enfermedad, cada vez que levanto la trompeta me pesa más, pero es mayor la devoción que la tristeza de no poder tocarla como antes... yo sabría tiempo después de su muerte (ocho años después, cuando tuve la oportunidad de conocer su estudio, en la casa que tenía en Encino, California, pues mi primo Roberto tuvo la amabilidad de abrirlo por primera vez desde su muerte para que lo conociera, y señalándome un sillón me dijo: “Allí falleció mi padre sentado con la trompeta entre sus manos y sobre sus rodillas... como fue, desde que tomó entre sus manos una trompeta, ya nunca más pudo dejarla, fue su fiel compañera o, mejor dicho, fueron dos fieles compañeros de viaje hasta la misma muerte, que era la única que podía separarlos.
Un dato importante que nos habla de la grandeza y humildad de los mejores es que él, como todos los días de su vida, estaba ensayando cuando la muerte lo sorprendió.”

Un día en casa de mis abuelos en una de las escasas visitas que nos podía hacer por sus múltiples compromisos, siendo ya reconocido como el mejor del mundo, lo encontré temprano ensayando la trompeta y le pregunté inocentemente que para qué, si era tan bueno, me respondió que el instrumento era muy celoso y que si dejaba de tocarlo tan solo un día, iba perdiendo poco a poco cualidades...

Después fueron algunos años de trabajo, Rafael tenía una aspiración: ir a los Estados Unidos... sabía que para triunfar la única manera era cruzar el charco, pero había una limitante, su edad. Aún era muy chico, casi un adolescente y tendría que esperar unos pocos y para él largos años para poder lograr el sueño de triunfar en el paraíso de los artistas. Rafael bien sabía lo que poseía, que con el don recibido y el estudio que para él era una necesidad de estar tocando la trompeta, demostraría a propios y extraños de lo que podía ser capaz.

Así que mientras tanto se dedicó a prepararse y a foguearse, un corto tiempo estuvo en la banda familiar y después se dirigió a su primer destino: la Ciudad de México, en donde comenzó la búsqueda de oportunidades, no fue fácil, en un principio y para sacar por lo menos para mal comer y un lugarcito donde dormir, llegó a tocar en la calle, en algún parque concurrido y afuera de alguna cantina o pulquería y así fue a dar a un pequeño circo donde rápidamente alguien se lo jalò para el circo Alegría, donde estaría por algún tiempo y no solo tocando la trompeta, sino prácticamente todos los instrumentos que conformaban la pequeña orquesta, pues músico que faltaba, lo suplía (ya saben la extendida afición por la bebida entre los músicos), pero Rafael todo lo tomaba como preparación para su formación profesional. No ganaba mucho pero lo necesario para subsistir y luego por su reconocida calidad a los empresarios se les ocurrió que también formara parte de los números de la función y desde la bandita musical solo dejando su asiento a veces entonaba algún solo o pequeña melodía, ovacionada por algunos, que la mayoría esperaba la presencia de los payasos y trapecistas... Tiempo después llegaría el ansiado momento de trasladarse a la Unión Americana.

Estando ya en esa tierra buscó con la trompeta bajo el brazo la ansiada oportunidad en algún grupo u orquesta, pero en ningún lugar le daban trabajo, no hablaba casi nada de inglés y en poco tiempo descubrió una triste realidad: a los mexicanos no los querían los americanos, los despreciaban, en verdad era como ser negro (no le gustaba contar esto, pero en una ocasión que gracias al cariño tan grande que sentía por mi papá, yo realice un viaje con él en un trailer thunderbird de una sola pieza que trajo a México cuando yo era un muchacho como de 17 años... era la envidia de toda la familia, pero yo fui el afortunado y por dos semanas viajé con él a solas en una pequeña travesía que comenzó en Morelia, luego Jiquilpan y finalmente en Guadalajara, donde recogería a mi tía Amor que llegaría por avión; en fin que en ese inolvidable viaje me contó que una vez allá en Estados Unidos, caminando y buscando dónde tocar, encontró unos bebederos de agua y sin poner atención en los letreros (y aunque los hubiera querido interpretar, ya mencionamos que no entendía el inglés), se agacho para beber y cuál sería su sorpresa que un gringo grandote y agresivo lo aventó e insultándole (de eso estaba seguro aunque no entendiera el idioma) le señaló el otro bebedero... no entendía qué pasaba, qué falta había cometido, hasta que un negro llegó y bebió en el señalado por el alterado gringo... entonces comprendió a lo que se enfrentaba...

 

En otra ocasión probó suerte en una pequeña banda y cuál fue su sorpresa que ese director, al oír su impecable interpretación a Czardas de Monti, enojadísimo lo corrió... en verdad no podían soportar que alguien que no fuera güero y de ojos azules tocara mejor que ellos; se estaba enfrentando, además de la natural competencia musical, a la discriminación racial... terminó trabajando como obrero en una fábrica de metales con puros negros. Lo increíble es que en poco tiempo se percató que unos de sus compañeros de trabajo también tocaban instrumentos musicales y luego que lo oyeron tocar, estos sí, con mucho gusto lo invitaron a echarse un palomazo en los suburbios negros, y así empezó a tocar por las noches en un bar donde se escuchaba dixieland, blues y jazz. Fue una época interesante, pues a decir del propio Rafael, allí aprendería el difícil arte de la improvisación que a los amigos negros se les da con facilidad. Sin embargo su meta era mucho más alta que terminar en un oscuro y peligroso centro nocturno, por eso en ese tiempo ensayaba muchísimo (lo corrían de todas partes donde vivía pues ensayaba durante el día y en las madrugadas después del trabajo), por lo que decidió ensayar en las mañanas y trabajar en la partitura en las madrugadas, arreglando algunas piezas clásicas para trompeta y principalmente comenzando su plan maestro para mostrar a los americanos y el mundo entero de lo que era capaz, haciendo transcripciones y adaptaciones de melodías clásicas para violín a trompeta, lo cual sonaba a locura, pues bien sabido es que de las obras con mayor grado de dificultad para la ejecución para solistas son las de violinistas. Por cierto que tiempo después uno de los sobrenombres que los críticos darían a Rafael sería el de "El Hayfess de la trompeta" (aludiendo a ese genio del violín: Hasha Hayfess; favor de checar como se escribe). Y como no hay genio sin estrella, sucedió lo que ya algunos han escrito: en una ocasión, estando en una tienda de venta de instrumentos, parece ser que en Detroit, probando una trompeta que no podía comprar, lo escuchó el que era director de la orquesta del Teatro de la ciudad, viendo en Rafael el trompetista que elevaría la calidad de su orquesta, sin dudarlo le pagó  el instrumento y lo contrataría por 125 dólares a la semana, lo cual en ese tiempo representaba un muy buen sueldo...

Fue muy importante el hecho de haber sido contratado por una orquesta formal, que le daba la oportunidad de darse a conocer en el medio artístico musical, de tal suerte que inquieto por medio de un contacto se presentó a una entrevista con el director musical nada menos que de los estudios Metro Goldwin Meyer, quienes quedaron gratamente sorprendidos por la calidad interpretativa y la atractiva personalidad que empezaba a formarse en el joven trompetista. La MGM fue una plataforma importante para darse a conocer no solo en la Unión Americana, también en el ámbito internacional, además de participar en la musicalización de las películas de tan importante Compañía cinematográfica tuvo oportunidad de participar en la pantalla (claro, como trompetista) en algunas películas; hasta donde recuerdo en Holiday in Mexico tiene una participación y en otra de vaqueros con John Wyne y Dean Martin...fueron buenos y productivos años que le dieron tranquilidad económica y estabilidad familiar, pues ya estaba felizmente casado con Amor Rodríguez, quien le había regalado la paternidad de los cuates Rafael y Roberto... Por algunos problemas de términos en el contrato rompería su relación laboral con la Metro, pero a diferencia de lo que se pensaría, esto sería realmente benéfico para su crecimiento artístico y de carácter para continuar con su sueño de llegar a ser el mejor del mundo en su difícil especialidad instrumental...

Me estimado Héctor, casi todo lo que siguió es muy similar a lo que la mayoría de sus biógrafos cuentan o les contaron. De aquí en adelante solo mencionaré lo que a mi juicio es trascendental y lo que aclara algunas inexactitudes en los hechos.
La lesión que sufriera Rafael en su labio superior se debió a un accidente que sucedió poco antes de entrar a tocar un concierto el estaba ensayando y calentando el labio y como solía hacerlo, por su natural inquietud y nerviosismo, tocaba y a la vez caminaba por ese espacio, cuando al pasar por una puerta abatible, en ese desafortunado momento alguien empujó la puerta y golpeó el pabellón de la trompeta (que tu sabes, es la parte por donde sale el sonido) y por consecuencia la boquilla se impacto fuertemente el labio ocasionándole una herida considerable que debía ser atendida de inmediato con no pocos puntos de sutura. Muchos pensaron que Rafael podía perder el labio (él mismo tuvo ese temor) y, claro, no se refiere a la pérdida del labio físico, sino de la particular característica de perder la postura o posición exacta y determinada de los labios para sacar un sonido personal que lo identifique de los demás. Es lo que se conoce como timbre, color y matiz. Ese era el gran riesgo y a decir de algunos conocedores con ese tipo de lesión, sería imposible que Rafael pudiera conservar dichas cualidades que le daban el estilo característico al sonido Rafael Méndez. Fue arduo y largo el trabajo que realizó (y habría que darle crédito al cirujano que lo suturó), pero en realidad su espíritu inquebrantable hizo que lo lograra, pues sabía que no había otro camino... para que se pueda entender su sentimiento, diremos que es como si un cantante famoso perdiera la voz y al recuperarla cantara diferente, como si fuera otra persona, sería un fracaso; lo mismo sería en el de un trompetista... El tesón, el esfuerzo y su decisión de recuperarse a sí mismo o morir es lo que hizo que volviera a tocar como si ese accidente no hubiera pasado... solamente que sucedió algo, algo imperceptible por los muchos y reconocido por el trompetista antes que algunos pocos: el triunfo sobre la tragedia le vino a dar una madurez mayor que no poseía y una fuerza interior que lo impulsaría hacia su objetivo, hacia la anhelada

 

Otro accidente que impactaría tremendamente la vida del más grande fue cuando por petición de mi primo Sergio Méndez Cárdenas, hijo de Antonio y Lola, Rafael les trajo a los jugadores del equipo de beisbol de Jiquilpan, manoplas, uniformes, zapatos, bats y pelotas, de todo! y en agradecimiento celebraron un encuentro, creo que con el equipo rival de Sahuayo, claro, prepararon carnitas, birria, chicharròn y gran cantidad de comida para celebrar el doble acontecimiento: el de el equipamiento de los beisbolistas y la visita de Rafael. Y así el juego dio inicio a la voz de Play Ball ! y Rafael, después de saludar a la concurrencia se fue a sentar a las gradas... y el juego se desarrollaba con un marcador muy parejo y la música, los aplausos y risas y saludos por aquí y por allá y salud con una cervecita y todo era Sol y alegría cuando en un batazo sucedía lo increíble: se rompe el bat y el gran pedazo a gran velocidad y fuerza fue a impactarse en el rostro de Rafael, pegándole en la mandíbula y fracturándosela... no se podía creer, qué mala suerte! decía la gente, cómo es posible que precisamente a Rafael le fuera a tocar... "Me hubiera tocado a mí", diría más de uno. El caso es que ahí tienen al famoso trompetista sometido a una intervención quirúrgica y ferulizado por más de 6 semanas en que puros líquidos tomaba... bajó muchos kilos de peso, quedando muy delgado y nuevamente a luchar contra la adversidad y poco a poco a tocar... decía mi tío que estando ferulizado como dos semanas después del accidente quiso tocar así y por poco se desmaya del dolor... y cuando le quitaron la férula ni sonido le podía sacar a la trompeta! y así poco a poco recordando cómo había superado lo del labio, esto le servía para no desmayar y luchar y luchar por encontrar de nuevo al gran Rafael... después de seis meses de trabajar sin descansar en su pequeño estudio se grabó y escuchó... aún no lograba igualar su sonido y características excepcionales... a decir del mismo Rafael se tardaría un largo y sufrido año para poder recuperarse al 100%, durante ese tiempo no dio ningún concierto! lo cual aprovechó para componer y arreglar muchas hermosas melodías que más adelante grabaría como su Scherzo en mi menor, Jota Méndez y Samba Gitana, entre otras muchas, las cuales al estar escribiendo sobre la partitura le animaban a que en un futuro cercano las estaría grabando y ejecutando en conciertos por todo el mundo... y vaya que así fue, pues hasta en Europa y la misma China Popular iría a tocar y por supuesto en Sudamérica donde era idolatrado, como era el caso de Argentina donde muchas veces iría a tocar. Y pues como antes también de esta tragedia saldría adelante y como los salmones a nadar contra la corriente, que para estas alturas ya era un experto en esas cuestiones... meta... lo que no te mata te hace crecer... 

Para terminar con las historias de las tragedias en la vida del mejor trompetista del mundo, daré a conocer la que sería la desgracia que minaría su vida o, mejor dicho, que disminuiría su vida humana y artística. En una ocasión, a pregunta formulada sobre el tema, mi tío Rafael me explicó que después de tocar un concierto, sentía mucha sed y calor, por lo que consumía bebidas diversas que fueran de su agrado, pero como característica principal deberían estar muy frías y preferentemente acompañadas de gran cantidad de hielo, y de tal forma calmaba la sed y el calor. Esto sin importar el clima que hubiese en el lugar donde diera el ó los conciertos por los que hubiese sido contratado... Y también le llegué a escuchar, tiempo después, que algún médico le había diagnosticado padecer ASMA NERVIOSA y no faltó quien afirmara que era sin duda, por aquella afirmación y creencia antigua de que por empezar a tocar la trompeta  a tan temprana edad, a la larga esto le afectó en su salud... (habría que hacer un estudio con aquellos trompetistas que, como Rafael, empezaron a tocar demasiado pequeños). Esta terrible enfermedad, principalmente para un instrumentista de alientos, daña directamente su vida artística (inclusive he pensado que fue algo multifactorial y que a todas las anteriores debemos agregar las características con las que tocaba: frases larguísimas sin respirar, el método que desarrollaría de la respiración circular ó continua como otros le llamarían, el alto grado de dificultad con el que ejecutaba el instrumento y el tremendo esfuerzo que requería). La cuestión es que haya sido lo que haya sido, Rafael poco a poco iba siendo restado en sus maravillosas facultades por tan terrible enfermedad. Si a esto agregamos que el medicamento que le administraban era a base de cortisona, que hasta la fecha trae reacciones secundarias y colaterales que más temprano que tarde cobran su factura. Rafael se empezó a hinchar de una manera muy notoria, como se puede ver en muchas fotografías, afectándose su piel; desarrollaría la piel de cebolla, que al menor golpe crea un gran moretón y se abre muy fácilmente y no coagula ni cicatriza fácilmente. Además le empezaron a prohibir varios alimentos, por pensar otros especialistas que era ASMA ALÉRGICA y nos contaría en alguna visita a México que había instalado en su casa un sofisticado sistema de filtración de aire, para evitar el polvo, elemento que afecta mucho a los asmáticos. El caso es que por este asma de etiología desconocida poco a poco disminuirían el número de conciertos en el año (por rigurosa prescripción médica, al principio y luego porque materialmente le sería imposible). Me contaría en aquel viaje que tuve la fortuna de hacer con él, que en una ocasión en pleno concierto al dar una nota alta con gran potencia, se le fracturaron dos costillas! y que tuvo que seguir tocando, lo que provocó la fractura de una tercera costilla! y tuvo que terminarlo cambiando el programa por dos melodías más suaves... Cada vez serían menores sus intervenciones en vivo... de este tiempo surge su disco MÉNDEZ-ALMEIDA. Terminaré este triste segmento contando la anécdota de cuando fuimos a Veracruz en el coche de mi papá y con mi primo David, hijo de Consuelo, hermana de Rafael. Quería visitar al "Comandante", apodo que le daban a mi tío Jesús, el mayor de sus hermanos, que iba con el siglo (había nacido en 1900), se sufrió mucho pues casi no podía comer nada que tuviera pescado ó marisco, pues a decir del mismo Rafael, si comía se convertía en una gran roncha... Un día fuimos al mar, el Tío Rafael, David y yo, nosotros tendríamos como 20 ó 22 años andábamos jugando y nadando y se nos fue el tiempo, hasta que por el clima que se empezó a descomponer (en Veracruz, en un momentito ya cayó "el norte") y que nos ponemos a buscar al Tío Rafael y nada por ningún lado aparecía; estábamos en un hotel del ISSSTE donde nos gustaba ir que era por el rumbo de Mocambo, grande y ahí nos tienen corriendo de aquí para allá y nada! ya mero nos regresábamos temiendo que se hubiera regresado en taxi, cuando en una última vuelta a la zona de las albercas alcancé a ver, a lo lejos en una alberca vacía, un extraño bulto y allá voy acercándome a verificar y cuál va siendo mi sorpresa que ese bulto raro era mi tío! que en una esquina de la vacía alberca se encontraba hecho bolita y tapado con su toalla, me espanté mucho y al moverlo y llamarlo muy tranquilamente me respondió que si ya habíamos terminado de jugar, que no nos preocupáramos, que estaba bien, que nos siguiéramos divirtiendo (qué corazón noble y sencillo del gran Rafael! qué bárbaro! casi se me salen las lágrimas cuando lo ayudé a levantarse y abrazándolo le dije: vámonos a la casa, Tío... y con ese sentido del humor que lo caracterizaba y ahora sí que para darle al mal tiempo buena cara, de camino a casa de mi tío Jesús nos diría: “ ... caray! de verdad que daría mi fortuna por tener la juventud de ustedes..." y en seguida, después de una sincera reflexión, añadiría: “...bueno, mejor dicho, la mitad de mi fortuna, porque qué iba a hacer yo con tanta juventud y sin dinero!", soltando en seguida su hermosa carcajada... Te extraño, querido Tío Rafael...

Primeramente déjame volver a felicitarte por tu doctorado, te mandé un comentario en la página que me enviaste... después aclarar que en el último que te envié, sobre el asma que padeciera Rafael, al final dice que de regreso a casa diría el tío Jesús... y debe decir el tío Rafael, perdón.

Creo que es lo más importante dentro de las cosas que aclarar y las que no se habían contado porque sencillamente no se sabían de la vida del más grande trompetista de todos los tiempos, y lo digo así por dos razones: 1.- Lo afirman categóricamente los propios trompetistas que lo admiran y fueron o son reconocidos mundialmente y 2.- Porque a casi 30 años de su fallecimiento no hay nadie que lo haya superado.

Pues bien, creo que sólo me falta contar que cuando falleció Rafael, fue un shock para mí, porque curiosamente me enteré por las noticias en el radio y algunos días solamente me dio por escuchar sus discos... poco después me puse en contacto con mi amigo Germán Palomares que también me andaba buscando y nos pusimos de acuerdo para rendirle un homenaje póstumo, teníamos mucho planes, hasta de ir a Los Angeles a entrevistar en persona a mis primos Rafael y Roberto, pero el presupuesto o la propuesta no le alcanzó a Radio Universidad. De cualquier forma fue un hermoso programa especial de 2 hrs, donde aparecería la entrevista en vivo que Germán le hiciera en los jardines de Radio Universidad, cuando estaba en Ciudad Universitaria, creo que fue en mayo de 1971 (luego te checo). La entrevista de los cuates vía telefónica y a mi papá, en vivo y en ese tiempo en los estudios de la misma estación pero en la calle de Guillermo Prieto.

Otro hermoso detalle es que el programa salió al aire el día 22 de noviembre de 1981, día de Santa Cecilia, patrona de los músicos.

Espero que los datos aquí proporcionados te sirvan para seguir rindiéndole homenaje.

Por mi parte y a nombre de la familia de Rafael, te damos las más sinceras gracias.

Qué bueno que existe el Internet y esa maravilla llamada YOUTUBE, donde ahora cualquiera puede ver algunos videos de Rafael y darse cuenta de su indiscutible calidad y capacidad interpretativa.

Estamos en contacto, querido amigo, gracias!! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Meneses (contalenemistad@hotmail.com)

12 de noviembre de 2008

 

Primeramente gracias por contestar....pues la única información que tengo es que mi abuela paterna trabajaba en casa de los Méndez y pues tuvo un hijo con Luis Méndez, mi papá nunca supo quién era su padre hasta que se mudó a la ciudad de México y como era músico también, en los ensayos le decían que se parecía mucho al maestro Méndez y efectivamente el parecido es extraordinario, empezó a indagar y un día decidió presentarse con Luis Méndez y decirle que era su hijo, no sé cómo lo haya tomado, pero lo único que tengo es una foto de Luis Méndez con mis hermanos, ya que yo era un bebe no lo conocí pero mis hermanos dicen que era muy cariñoso y les llevaba regalos.......mi papa murió hace casi 7 años y nunca le pregunté  (por falta de interés) pero ahora quiero saber más de mis antepasados.
Tengo fotos de mi padre, las cuales puedes comparar con Rafael Méndez y notarás un gran parecido, desafortunadamente la foto que tengo de Luis Méndez ya estaba grande y no se distingue mucho el parecido.....pero si lo deseas puedo mandarte fotos.....ahh por cierto encontré información de un tal Rafael Méndez y Gutiérrez, no sé si sea hermano de Maximino Méndez y Gutiérrez o algo por el estilo, pero seguiré investigando....

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OTROS TROMPETISTAS

Consejos de Claude Gordon

         En el libro de Claude Gordons, Systematic Approach to Daily Practice, indica 3 consejos  que le fueron dichas por su maestro Herbert L. Clarke en una  clase: usted tiene qué saber "cómo practicar, qué va a prácticar y cuándo practicar." Porque la cantidad de teorías que vienen de  aquí o allá crea en  el trompetista mucha confusión y desaliento. Claude sabía esto y por eso tenía mucho cuidado de no lanzar mucha teoría a sus estudiantes. Él tenía un refrán: "Análisis conduce a la parálisis."

     Él sabía muchas cosas de estas, pero también sabía que si usted se concentraba más en las cosas que le daban dificultades en sus ejecuciones, en poco tiempo y con mucha paciencia y empeño usted alcanzaría los resultados deseados.

     Uno de los problemas para muchos trompetistas jóvenes es que no tienen paciencia. Muchos desean el resultado rápido, piensan que una buena boquilla o trompeta los  ayudará a hacer el trabajo más fácil. Eso ayuda, pero no es todo. Nada tomará el lugar del estudio, la práctica y de muchas cosas enseñadas por Claude. Cuando Claude tomaba a un nuevo estudiante, la primera cosa que él deseaba saber era cuan serios eran. Él sabía cuánto trabajo tomaría  conseguir los resultados y si usted no tenía la actitud para hacerlo, usted no alcanzaría jamás los resultados deseados.

     Desafortunadamente muchos trompetistas cometen errores cuando comienzan a utilizar el libro de Claude, y así mismo pueden tener dificultades con el libro. Si no lo han hecho correctamente, no tendrán ninguna ventaja.

     También un instrumentista puede no dedicarle bastante tiempo al estudio para conseguir los resultados deseados. Los ejercicios que Claude utilizaría en ese método son los  suyos propios y muchos otros que les fueron enseñados por Clarke.

     En su libro refiere a muchos otros libros. Él sabía la ventaja de muchos otros ejercicios para el desarrollo apropiado. Uno de los que ha estudiado más las enseñanzas de los métodos de Claude es el trompetista Arturo Sandoval.

     Para los que quisieran saber más en los métodos de enseñanza de Claudes, pueden ir a su website oficial: http://www.claudegordonmusic.com 

Carta y foto de "Clarke" a "Claude Gordon"

http://www.ismaelrosariomusica.com/carta_clarke.htm 

     John Birks Gillespie nació en Cheraw, South Carolina el 21 de octubre de 1917, siendo el menor de nueve hermanos, cuyo padre era albañil y de vez en cuando “mataba tigres” como pianista en una orquesta de aficionados. Su primer instrumento fue el trombón, el cual tocaba por intuición, sin recibir ningún tipo de instrucción, hasta que a los 14 años, cambió a la trompeta debido a que tenía los brazos muy cortos para movilizar la vara del instrumento.

 Se destacó tanto con su nuevo “juguete” que recibió una beca para estudiar en la Laurinburg Institute of North Carolina. Una escuela industrial para negros en donde recibió educación musical formal, además de agricultura. 

 

Esta foto le fue tomada a Dizzy mientras recoge su trompeta en reparación

           En 1935 se gradúa y se muda a Filadelfia y es entonces cuando consigue su primer contrato como profesional en la orquesta de Frank Fairfax, donde se encuentra con otro genial trompeta Charlie Shavers; con el que se aventura llegando juntos a New York, buscando contrato en la banda de Lucky Millinder, a la cual solo ingresa Charlie; pero Gillespie entra entonces en la organización del pianista Teddy Hill (recordado por haber sido el pianista de la primera orquesta integrada por músicos negros y blancos en Estados Unidos: la del gran Rey del Swing Benny Goodman). 

             Durante la audición, Gillespie estuvo bromeando continuamente, chiste tras chiste, a tal punto se tornó fastidioso, tanto que Hill lo llamó "alocado" - en inglés dizzy - nombre con el cual vivió y vivirá eternamente.  
En la banda de Teddy, Dizzy realiza su inaugural gira europea y su primera  
grabación, de las cuales sale airoso y con una muy buena reputación. A  
todo esto, comienzan su noches en el Savoy Ballroom, donde sesión tras  
sesión se robaba el aplauso y las miradas del público y la crítica; a  
veces por sus excentricidades y diabluras y en la mayoría de las ocasiones  
por los extraordinarios solos que improvisaba, rompiendo con todas las  
partituras escritas que le presentaban. 

     Es aquí donde conoce al baterista Kenny Clarke y a los trompetistas Al  
Killian y Joe Guy, quienes estaban en la misma dirección musical que él;  
buscando una nueva forma de expresar las cosas en el Jazz, hecho que se  
consolida cuando nombran a Teddy gerente del Minton’s Playhouse; quizás el más célebre de todos los clubs de Jazz en la historia.

     Es en este club donde se gesta la más grande y maravillosa división del  
Jazz, tanto que aún se continúa tocando como entonces: el Be Bop. Esta  
creación la realiza conjuntamente con quizás el más magnánimo  
autodestructivo genio del género

                                           

Una  Foto en sus últimos años de Louis Armtrong             

Jean Baptiste Arban  nacio en Lyón, Francia el 28 de febrero de 1825. Y murió en París, Francia, el 8 de abril de 1889.  Él fue un  conocido cornetista y creo su propio metodo para su corneta . Este libro es a menudo refererido  como "Arban" y unos hasta le llaman "la Biblia de La Trompeta". Ese gran método compléto de corneta de pistón y de saxhorn por Arban.

    Fue primero publicado en París durante el año de 1864. JEAN BAPTISTE ARBAN nació el 28 de febrero de 1825, en Lyón, Francia, y murió el 8 de abril de 1889, en París.

    A Arban lo Llamaron  un soñador en sus días. Pero por sus ideas musicales y la práctica, hizo del cornetin un instrumento de igual popularidad que solo hasta entonces la tenia La flauta, El clarinete, El violín y la voz.

    En todos sus viajes por Francia, Alemania e Inglaterra, él abogó por la causa del Cornetin y demostró que su instrumento podría competir con los instrumentos más populares.

    En 1848, él toco, antes la  Sociedad de  Conciertos de Conservatorio de Paris, Y en esa ocasión toco una pieza famosa formada para la flauta por Boehm,  Tocando  una combinación intencional de dificultades que eran  intocables para cornetin.

     El stacatto que realizaba la flauta en este pedazo de pieza él lo realizó en doble staccato, también lo hizo en staccato triple y así ganó el fama  de ser el primer cornetista de  para haber aplicado tonguing triple al cornetin. Durante aquel día, Arban reclamó, que el cornetin tomara  su lugar entre instrumentos clásicos y así fue.

   Arban fue designado como profesor de cornetin del Conservatorio de Paris en 1857, y en 1864 su método fue publicado.

   Los directores del Conservatorio  hicieron el informe siguiente en cuanto a la adopción de su Método de Corneta  y de Arban, como el Instructor Estándar:

    "El Comité de Estudios Musicales en el Conservatorio Parisiense ha examinado el Método que ha sido presentado por Sr. Arban. Este trabajo del desarrollo sensible es fundado sobre principios excelentes, y no omite ninguna enseñanza esencial a la fabricación de buen cornetin . Esto es realmente un curriculum vital del conocimiento adquirido por la larga experiencia  del autor como profesor y ejecutante, sus resultados excepcionales han marcado su carrera artística. En este gran metodo donde todas las preguntas musicales son tratadas, podemos observar fácilmente el conocimiento profundo de Arban, de las dificultades y su habilidad en vencimiento de ellos".  

19 julio 2012

 

Muchas gracias por su trabajo acerca del virtuoso Rafael Méndez.

No sé cuando se haya publicado el artículo.  De todas formas, quiero decirle que hace unos siete años tuve la oportunidad de asistir a un homenaje rendido al Sr. Méndez, nada más ni nada menos que en el Dorothy Chandler Pavillion, de Los Angeles, CA, donde tuvimos el placer de disfrutar la presencia de Plácido Domingo.  Además, en la recepción previa al evento, se ofreció Champagne a los invitados.

Los aparatos de filmación estaban justo detrás de mi asiento, por lo que aseguro que el programa fue filmado.  Sin embargo he tratado de conseguir copia del video, sin conseguir nada.  Si usted corre con más suerte que yo, le agradecería avisarme.  Yo soy patrón de LA OPERA y asisto a unas tres o cuatro óperas por año.

 

Un saludo.

 

Rosa

Corolla101@aol.com

 

 

VIDEOS

 

WINTON MARSALIS
Concierto de Hummel
http://www.youtube.com/watch?v=Eo_SuKEiPYs&mode=related&search=
 
Psalm 26
http://www.youtube.com/watch?v=BWjvAw8e92g&mode=related&search=
 
INCREÍBLE SOLO EN DUETO ¿?
http://www.youtube.com/watch?v=KV9b7Vuvaw8&mode=related&search=
 
Otros
http://www.youtube.com/watch?v=LRE-eN9YJHQ&mode=related&search=
 
Opus trumpet
http://www.youtube.com/watch?v=UzEs7LwvmFI&mode=related&search=

 

Rafael Mendez - Flight of the Bumble Bee & Mexican Hat Dance

http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=gUij8FCg0z8&feature=fvwp

 

La virgen de la macarena

http://www.youtube.com/watch?v=595Dx74KNoY&feature=watch_response

 

Moto Perpetuo

http://www.youtube.com/watch?v=vnJ-BHp31Ys&feature=related

 

CZARDAS BY MONTI ~ UNIVERSITY OF MICHIGAN SYMPHONY BAND IN 1961

http://www.youtube.com/watch?v=loohmTbY_I8&feature=related

 

"Tre-Mendez Polka"

http://www.youtube.com/watch?v=FJzTYDMfX20&feature=related

 

"Zigeunerweisen" (Gypsy Aires)

http://www.youtube.com/watch?v=711dEmfZ2kM&feature=related

 

Home Visit 1970s part 1

http://www.youtube.com/watch?v=0ewzmfzlzXQ&feature=related

 

"Serenade for Strings"/Rafael Mendez

http://www.youtube.com/watch?v=eCflmDxgEno&feature=related

 

Mexican Hat Dance (with trumpet part)

http://www.youtube.com/watch?v=KW_jbRDnBMU&feature=fvwrel

 

 

Invitada

Jeanne Pocius Trumpet Soloist LA VIRGEN DE LA MACARENA

http://www.youtube.com/watch?v=Fy3pUjGFmMI&feature=related

 

 

Homenaje a Rafael Méndez en Jiquilpan con Juan Manuel Arpero Ramírez y el Mariachi Sahuayo. CIV Aniversario de su natalicio

http://www.youtube.com/watch?v=lIfFWSV_JOs&ytsession=YY8dQi2lrf9HkCi35oGgWpp6U3VmeYgWSD5HxZoo1S3ie224yWfxdEebIxjkY98m3MiT1Hiz_aGjnIsU52EXDXTgGnfOvb47vwmwYoDN8KNzs-ES7reMTkxo2qKzoc3rK22f87HNA7lxg1D6d_6V-sKRciHrcP3e3QmcFwUaK5N4z22XmxZdVu6RpuzaZCWRWUk8W_Tzn60fpkhqA71QTzBgcOTe80mRZIcodioKnRLubxE5-kd5xeV69k4fLHae-OPXAv9DIxISSXZFu_gvdyGX2PecscsrwCR9j7VyPbc

 

http://www.youtube.com/watch?v=Zjs-nyjHEqU

 

 
ENCUESTA
Encuesta
La reforma legal para uso recreativo de la marihuana es:
Bueno y conveniente para la salud pblica.
Malo e inconveniente para la salud pblica.
Tengo duda razonable.


Ver resultados
Encuesta
El Otro Sonora Ya! 2015-2021 pinta para ser:
El cambio que necesitbamos.
Lo mismo de siempre, en el fondo.
Tengo duda razonable.


Ver resultados
PUBLICIDAD